No puedo vivir sin…

En el post de hoy voy a hablaros acerca de algo sin lo que no puedo pasar un sólo día: mi rutina facial. Los años no pasan en balde (ya han llegado los 26!) y creo que hay que ir mimando la piel desde joven, por lo que allá vamos:

Por las mañanas, me lavo la cara con agua y un jabón suave de Clean&Clear que deja la cara fresca y sin tiranteces. Después, aplico una crema ligera hidratante de Avéne con FPS 20 de la gama Hydrance, ya que la exposición solar es una de las principales causas del envejecimiento prematuro de la piel y aquí, a finales de noviembre, aún estamos a 25º y hace sol. Además, es oil free y se absorbe enseguida, dejando una sensación agradable y nada grasa, nada que ver con una crema solar normal.

IMG_20151122_222041
Ritual de cada mañana

Por las noches, al llegar a casa, lo primero que hago es desmaquillarme. Sé que esto ya se ha dicho un millón de veces, pero es extremadamente importante hacerlo cada día, ya sean las 9 de la noche o las 5 de la madrugada, ya que, de lo contrario, estamos dejando esa capa de productos sobre nuestra piel y esto provoca que las células muertas se acumulen y los poros se obstruyan, por lo que ser constantes con la higiene facial diaria ayuda a mantener una piel más luminosa y con un aspecto más fresco. Además, los expertos aseguran que convertir en un hábito el no desmaquillarse también puede acelerar el envejecimiento de la piel… Y no queremos arrugas, ¿Verdad?

Para ello utilizo un desmaquillante suave de L’Oreal para ojos y labios que aplico con un algodón. Deja una sensación un poco oleosa en la zona del contorno de los ojos. Después me lavo la cara con el mismo jabón que por la mañana, de Clean&Clear. No necesito mucho más porque apenas utilizo maquillaje diariamente, mis básicos son: corrector de ojeras, un poco de máscara de pestañas y alguna barra de labios hidratante.

IMG_20151122_221811
Ritual de limpieza nocturno

Antes de dormir, aplico en contorno de ojos creamy eye treatment with avocado de Kiehls, que es extremadamente nutritivo. Me encanta esta crema, es la segunda vez que la compro, ya que hidrata en profundidad la zona. Eso sí, no la utilizaría durante el día ya que es demasiado gruesa para mi gusto. También utilizo la Créme Prodigieuse Nuit, de la marca Nuxe, para la cara. No es demasiado espesa pero hidrata muy bien y sin producir una sensación grasa,  por lo que por las mañanas me levanto con la piel descansada y nutrida.

IMG_20151122_224705
Y antes de ir a dormir…

Todos los productos que describo tienen un olor agradable pero muy suave.

Creo que lo importante es que los productos que se utilicen sean adecuados para cada tipo de piel y que se pueda adaptar fácilmente a nuestro día a día, para que forme parte de nuestra rutina sin suponer una carga.

Por otra parte, desde que me mudé a Taiwán, he notado cambios en mi piel debido al clima, la humedad, la contaminación y el agua. Por todo esto, he tenido que cambiarme a productos que se adaptasen mejor, buscando siempre jabones que dejasen la cara limpia y fresca pero sin tiranteces y optando por cremas que me proporcionasen un equilibrio entre hidratación y rápida absorción. Por eso, si os vais a vivir a otra ciudad o país, tened en cuenta que es posible que vuestra piel reaccione de un modo diferente a los estímulos que recibe del exterior y tengáis que cambiar los productos que utilizabais anteriormente.

Gracias por pasaros!

Marisa.

 

 

Anuncios